Lunes por la mañana en la radio

amateursenlaradio
8 abril, 2016

El lunes por la mañana, me dirigía hacia la radio en la cual laboro diariamente, en el camino me encontré con muchas personas que escuchan mi programa, estos me saludaban preguntándome de que trataría el programa de hoy, que música pondría, si daría algunos premios por los concursos que realizaba a diario, entre otros.

Mientras caminaba por la ciudad observando el hermoso paisaje que había, revise el bolsillo de mis jeans para asegurarme de que cargaba las llaves de la radio allí, pero para mi sorpresa, esta no estaba en mis jeans. En ese preciso momento empecé a preocuparme y a tratar de recordar en qué lugar las había dejado, pero fue inútil, no sabía dónde se encontraban.

Mi preocupación aumento, ya que en tan solo una hora debía iniciar el programa en la radio. Rápidamente, agarre mi celular para llamar a mi compañera de trabajo y preguntarle si le había dado las llaves a ella, pero ¡No! Ella tampoco las tenía, converse con mi compañera durante unos minutos y me comento que hace algunos días en su casa habían pasado por el mismo inconveniente, pero sus padres hicieron contacto con ellos, quienes acudieron inmediatamente y resolvieron el problema.

Al llegar a la radio junto con mi compañera, decidimos comunicarnos con los expertos y explicarles el problema por el cual estábamos pasando, unos minutos después los trabajadores de la empresa se presentaron en la radio para ayudarnos, cambiaron de manera rápida la cerradura de la puerta realizando un trabajo muy eficiente e impecable y facilitándonos las llaves de esta junto con su copia para que no volviera a suceder lo mismo.

Gracias a su personal pude iniciar mi programa puntualmente, colocando esa música que anima el día a día de todas las personas en la ciudad, escuchando aquellos que necesitan desahogar sus problemas, y por supuesto agradeciendo satisfactoriamente a los técnicos por su eficiente y excelente trabajo elaborado, ya que sin su ayuda no hubiéramos podido iniciar el programa de radio como de costumbre.

Ese día muchas personas llamaron, para saber cómo comunicarse con esos profesionales debido a que en los días anteriores sucedieron problemas similares y no sabían cómo repararlos, causando grandes inconvenientes a sus puertas por tratar de resolverlos ellos mismo. Pero, después de comunicarse con ellos, lograron arreglar las cerraduras de sus puertas de forma correcta y eficiente.